España, a la cabeza mundial en limpieza y gestión de sus playas

/ octubre 28, 2019

Como cada año, la asociación Foundation for Environmental Education (FEE) ha otorgado sus Banderas Azules a las playas y puertos de gran parte del mundo que cumplen con los estándares estipulados de calidad del agua, que garantizan el buen desarrollo de los servicios que prestan, que fomentan el cumplimiento de los estándares de seguridad y se preocupan por la ordenación del medio ambiente

Como cada año, la asociación Foundation for Environmental Education (FEE) ha otorgado sus Banderas Azules a las playas y puertos de gran parte del mundo que cumplen con los estándares estipulados de calidad del agua, que garantizan el buen desarrollo de los servicios que prestan, que fomentan el cumplimiento de los estándares de seguridad y se preocupan por la ordenación del medio ambiente. En este sentido, España, un año más, se sitúa a la cabeza mundial con 669 distinciones, de las cuales 566 corresponden a las playas; 98, a los puertos; y cinco, a embarcaciones sostenibles.

Esto supone para las playas españolas, por tanto, un atractivo más a la hora de atraer turistas tanto nacionales como extranjeros. Ahora bien, tal y como afirma José Ramón Sánchez, presidente de la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (ADEAC), la institución que gestiona la iniciativa de Bandera Azul en nuestro país, las playas son “un espacio público, un ecosistema marítimo y terrestre frágil y escaso que tenemos que aprender a compartir y en donde confluyen numerosas competencias que tenemos que respetar”.

Importancia de la limpieza

Por eso, una de las actuaciones más importantes que los ayuntamientos llevan a cabo para fomentar su sostenibilidad es su limpieza y mantenimiento, especialmente durante los meses de verano. Según explica Virginia Yuste, coordinadora de Bandera Azul en España, “la limpieza figura entre los criterios de gestión ambiental de la playa, que debe limpiarse de forma regular, mediante métodos mecánicos y/o manuales”. En este sentido, el programa Bandera Azul promueve el uso de métodos manuales en zonas naturales o sensibles del litoral. Y junto a ello, se exige la existencia de un adecuado número de papeleras, en el arenal o en su entorno inmediato.

Esto, por ejemplo, lo llevan muy a rajatabla en el Ayuntamiento de Roquetas de Mar (Almería), según su concejal de Turismo, Comercio y Playas, Francisco Barrionuevo: “Las Banderas Azules son un signo de la calidad que tienen las playas roqueteras, en servicios, accesibilidad, seguridad y, por supuesto, limpieza”. Roquetas de Mar cuenta con 15 kilómetros de playas que, en palabras del concejal, son su “tarjeta de presentación”. Y añade: “Nuestra ciudad tiene un clima suave los doce meses del año y las playas se utilizan en todas las estaciones, tanto por bañistas que vienen de climas más fríos como para hacer deporte o actividades culturales, pasear… Por todo ello, el Ayuntamiento realiza un importante esfuerzo para que presenten su mejor cara todo el año. Esto hace que el equipo de limpieza de playas trabaje todo el año, los 365 días, algo que sucede en pocos municipios españoles”, reconoce.

Precisamente, para comprobar la limpieza de las playas de España, ADEAC visita todas las que tienen Bandera Azul durante la temporada de baños, y su conclusión es que “están generalmente limpias, si bien existen en ellas muchas colillas, dada la dificultad que existe de recoger estos residuos y microplásticos”, asegura Yuste, de Bandera Azul en España

@revistalimpieza.es

Compartir esta publicacion