A fondo: química profesional

/ septiembre 5, 2019

La evolución del sector químico es sin duda uno de los motores de desarrollo de una sociedad. La química profesional avanza hacia la industria 4.0, es un sector estratégico de la economía española, genera riqueza y empleo, tiene un importante carácter exportador e invierte en investigación

La Federación Empresarial de la Industria Química Española (FEIQUE), en la que se enmarca el sector de la detergencia y la química profesional enfocada en el mercado de la limpieza e higiene profesional, ha presentado la situación y cifras de este sector en 2018. La cifra de negocio creció el año pasado un 4%, hasta los 65.650 millones de euros. También se destaca la positiva evolución del consumo interior, junto al avance de las exportaciones -donde la detergencia se presenta como uno de los sectores de gran relevancia-. Respecto a los siete países productores de químicos de la Unión Europea, España se sitúa como el país donde mayor crecimiento productivo ha experimentado el sector en 2018. Según FEIQUE, la actividad de la industria española genera, de manera directa, indirecta e inducida, el 5,8% del Producto Interior Bruto, y representa el 3,5% de la población activa ocupada. Este sector continua liderando la inversión y el gasto en I+D, además de la contratación de personal investigador. En el ámbito mundial, la industria química invierte unos 250.000 millones de euros cada año, según la federación.

La importancia de este sector no solo radica en sus cifras, la química lo es todo para la sociedad en la que vivimos, y hace años que desde Revista Limpiezas insistimos en el valor de la misma. Por ello, el sector, desde su federación, está involucrado activamente en la mejora del crecimiento y la competitividad de esta industria. En este contexto, FEIQUE ha presentado un plan de legislatura con 37 medidas enfocadas, entre otras metas, a mejorar la capacidad de atracción de inversiones productivas de capital intensivo hacia nuestro país, lo que contribuirá  al desarrollo socio-económico de España.

El sector de la detergencia, el que más nos atañe, se enfrenta, por otro lado, a grandes retos, según nos comenta Pilar Espina, directora general de la Asociación de Empresas de Detergentes y de Productos de Limpieza, Mantenimiento y Afines, ADELMA. El sector se enfrenta, en concreto, este año, a un escenario “sumamente desafiante”; además de tener que afrontar diversas modificaciones legislativas (que ya son habituales), tendrá que hacer frente a las consecuencias directas que traerá el Brexit. Asimismo, la economía circular, los precursores de explosivos, los biocidas, las nuevas clasificaciones del CLP, los plásticos, la revisión del Reglamento de Detergentes, la Ley de Contratación Pública y los nuevos criterios de la Ecolabel marcarán su agenda

Compartir esta publicacion